Por qué es importante aprender a leer las etiquetas…

Si, ya sé que solamente el titulo suena cansón. Ahora imagínate aprenderte (POR LO MENOS) 20 nombres científicos y luego tratar de identificarlos en TODOS Y CADA UNO DE LOS PRODUCTOS QUE CONSUMES. No es por asustarte pero la verdad es que (con mi pésima memoria) no es tarea fácil. Pero bueno, no seamos pesimistas que tampoco hay imposibles.

Primero lo primero: dejemos los prejuicios de lado. NO tengo nada en contra de la vida moderna y mucho menos de los avances científicos. Entiendo perfectamente que gracias al descubrimiento de los antibióticos, por ejemplo, la humanidad ha podido sortear muchos virus y mejorar, por ejemplo su esperanza de vida (aunque hayamos abusado tanto de ellos que ya nos estemos metiendo en problemas). Y estoy segura que si nos ponemos a contar entre todos encontraremos cientos de cosas muy chéveres que nos permite tener la vida moderna y los avances científicos (el problema en ellas generalmente esta en el uso que le damos, nada mas).

En fin, eso dicho, hablemos de por qué es importante aprender a leer las etiquetas y de por qué, una buena parte de las próximas entradas se enfocaran en explorar distintos químicos que debemos evitar y las razones de porque debemos evitarlos.

La situación:

De acuerdo a diversas investigaciones, una mujer promedio aplica diario cerca de 12 productos en su cuerpo (piénsalo bien: shampoo, 1; acondicionador, 2; jabón, 3; limpiador facial, 4; tónico, 5; crema para el rostro, 6; desodorante, 7; crema corporal, 8; perfume, 9; base, 10; brillalabios, 11… y eso que aún no hemos puesto un maquillaje decente, no hemos hablado de la afeitada o depilación, y mucho menos de lo que pondrás en tu cabello para peinarlo…). En fin, eso nos deja con más de 500 químicos distintos en nuestro cuerpo, solo para empezar el día ;)

(Fuente de la imagen: Dailymail.co.uk)

La industria:

Uno pensaría (YO PENSABA) que la industria es lo suficientemente responsable como para investigar muy bien lo que colocarán en tu bloqueador solar, tu shampoo ó tu crema corporal. Pero por alguna razón que no acabo de entender, eso no sucede.

Entonces uno pensaría que la industria, al saber que algo en tu crema facial es medio malo, lo quitarían y buscarían un sustituto más sano… pero por alguna razón aún más incomprensible para mí, tampoco es así… (bueno, una que otra lo hace pero todo indica que esas que lo hacen no venden nada en Cartagena en el Éxito ó en Carulla ó en ninguno de los lugares donde he buscado… y en la breve exploración que hice en Santo Domingo, tampoco encontré mucho :(

Los gobiernos:

Por otra parte, los gobiernos en muchos países no se han preocupado mucho por regular esta situación. Si, entiendo que con una guerrilla y 18 millones de pobres en Colombia, ó más del 40% de la población de República Dominicana viviendo en la pobreza, nuestros gobiernos andan muy ocupados (Sí, claro…). Además, tomar decisiones que afecten toda la cadena productiva y comercial, es algo que afecta muuuuuchos intereses a lo largo de toda esa cadena y a pesar de que si yo fuera presidenta diría ‘que se jodan todos’, sabemos que en la vida real las cosas no funcionan así.

Entonces…

Nos encontramos ante la situación en la que cada mañana, colocamos más de 500 químicos en nuestro cuerpo en promedio, los cuales no han sido probados adecuadamente e incluso, en muchos casos, son conocidos cancerígenos, alérgenos, disruptivos hormonales, etc. etc. etc., y ni las empresas que nos promocionan esos productos y nos lo meten por los ojos (prometiéndonos menos arrugas, mayor frescura ó una piel más suave y tersa), ni los gobiernos que teóricamente velan por nuestro bienestar, se responsabilizan o siquiera, nos lo comunican (ya me lo imagino: ‘esta espectacular sombra de ojos te hará lucir radiante mientras te causa problemas de fertilidad’ ;).

Ante esto podrías pensar ‘bueno, entonces solo compraré productos que digan cosas como orgánico ó natural‘. Penosamente, no tengo la menor idea de que rayos significa eso hoy día pero tales palabras no son garantía de que aparte de los ingredientes orgánicos ó naturales que tenga tu producto, no tendrá además uno que otro químico indeseable. Más alarmante aún es que en Colombia y República Dominicana muchos de estos productos ‘naturales’ no contienen una etiqueta con todas las de la ley, de manera que omiten un gran número de los ingredientes en los productos.

¿Qué podemos hacer?

Ante esta situación nuestra mayor arma es la información y el modo en que la utilizamos para el cuidado nuestro, de nuestras familias y de nuestros amigos (y de cualquier otro que tenga oídos para oír).

Ahí radica la importancia de aprender a leer las etiquetas en tus cosméticos y productos de higiene, en tu comida y en todo lo que se te ocurra. Necesitas saber que químicos evitar para que al momento de leer tus etiquetas puedas identificarlos y así elegir no comprar ese producto.

Como dije antes, mi objetivo en las próximas semanas es explorar muchos de esos químicos, saber porque son malos, donde se encuentran y como los podemos identificar (porque resulta y viene al caso que muchos de esos químicos tienen cinco, seis, ocho nombres distintos de modo que podrías terminar con una crema llena de parabenos por no saber que el ‘ácido benzoico’ no es más que un sinónimo del susodicho).

Entonces mi propuesta es que vayamos paso a paso para no saturarnos y salir corriendo. Pero si quieres un ejercicio más intenso desde ya, acá te dejo una pequeña lista de ingredientes que puedes empezar a identificar en tus productos y (si yo fuera tú) a evitar:

Ingrediente: Uso Por qué evitarlos
Parabenos (Propyl, isopropyl, butyl, isobutylparabeno) Preservativos usados para que tus cosméticos duren más Al entrar en el cuerpo simulan la hormona llamada estrógeno funcionando como disruptores del sistema endocrino. Pueden causar problemas reproductivos, de desarrollo y además, está relacionado con el cáncer de mama.
Resorcinol Se encuentran en tintes, shampoos, cremas, fármacos… Irrita la piel y es tóxico para el sistema inmune. En pruebas con animales, se ha visto que pueden afectar el funcionamiento de las tiroides.
Triclosan y Triclocarban Antibacterial MUY común en desinfectantes, jabones y otros productos de limpieza e higiene (Revisa tu ‘manitas limpias’ pa’ que veas). Afecta el funcionamiento de las tiroides y de las hormonas reproductivas. Además, su uso exagerado por gran parte de la población podría promover el desarrollo de bacterias super resistentes. Además, es muy tóxico para la vida marina :(

(Fuente para la tabla: EWG)

Y si aún quieres más…

  • Sigue investigando de tu cuenta (y comparte tus descubrimientos así sea conmigo ;)
  • Movilízate. La verdad que en este tema soy medio ignorantilla, pero puedo ver que en Estados Unidos, Australia, Europa y Canadá hay muchos movimientos muy bien organizados de personas que exigen a sus gobiernos una regulación más seria al respecto y que educan a sus compatriotas al respecto. Desconozco si en República Dominicana ó en Colombia existen tales grupos pero estoy casi segura que es solo cuestión de investigar porque como dicen por ahí, ‘el que busca encuentra’. Si por casualidad te animas, y efectivamente encuentras algo interesante, pásanos el chisme.

Entonces, concluyendo…

Nos reto a leer las etiquetas. Tan simple como eso. Lo complejo lo podemos dejar para después porque ciertamente educarnos requiere tiempo. Pero a partir de este momento, te reto a no comprar nada mas, sin tener una idea de lo que contiene: parabeno? triclosan? azúcar? pulpa de mango? acidulante? Poco a poco iremos viendo que son esas cosas y podremos tomar decisiones más inteligentes y sanas en nuestras compras.

¿Tienes alguna otra razón por la que sea importante aprender a leer las etiquetas?

Cualquier aporte, cualquier comentario es siempre bienvenido :D

————————————————————————————————————

NOTA: A pesar que he abordado esta entrada desde el punto de vista de los productos cosméticos y de higiene, todo lo contenido aquí aplica para nuestras comidas. A lo largo de este viaje, iremos profundizando más en ambos temas ;)

About these ads

3 comentarios en “Por qué es importante aprender a leer las etiquetas…

  1. Pingback: Polémicas sobre las grasas saturadas y las grasas trans (que no tienen nada que ver) | Jenni al natural!

  2. Pingback: Limpieza facial en aceites | Jenni al natural!

  3. Pingback: Limpieza Facial en Miel | Jenni al natural!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s