Depilación en azúcar: una alternativa natural, sana y ecológica para deshacerte del molesto vello corporal

Durante años he tratado de encontrar una solución satisfactoria para uno de los problemas que más me molestan de mi cuerpo: el vello corporal. Sí, ya sé que en algunas zonas es incluso un ‘protector’ contra infecciones (aunque otros dicen exactamente lo contrario :-S ) pero admitámoslo: un poco menos hace más bien que daño. En fin, por mucho tiempo mi alternativa número uno fue la cera por ser el método de mayor efectividad que conocía, pero…. ¿Qué hay de malo con ella? Entre las tantas cosas que encontré y en muchos casos, experimenté:

  • Puede causar irritación en la piel (aunque muchas cosas lo hacen😦 )
  • Puede causar hiperpigmentación en la piel… o sea, que te ennegrece, te mancha y penosamente… mis axilas son testimonio de esto (y ni el desodorante blanqueador de Nivea, ni una especia de peeling que me hicieron en un salón –dizque blanqueamiento axilar- han logrado mejorar mucho… espero que el tradicional limón de mejores resultados😉 )
  • Es una de las causas de los vellos enterrados (si, ya me acorde porque en un momento deje de usarla y cambie por la clásica y antiecológica rasuradora)
  • La cera, al ser un derivado del petróleo se adhiere no solo al vello corporal sino también a la piel y al arrancarla, se lleva consigo una parte de tu piel… más que todo células muertas pero por lo general no escapas sin una serie de microheridas en la zona depilada.
  • Esa misma ‘adherencia’ a la piel hace que con el tiempo, tu piel pierda elasticidad y consecuentemente, contribuye a la aparición de arrugas.
  • En salones, puede ser un foco de infecciones (esto si fue sorprendente para mi pero lo mencionan aquí y aquí).

En fin, la cera no es el único método. También está la rasuradora (mancha la piel, el vello crece diario –por lo menos en mi caso- y más fuerte, no es ecológica –por tanto plástico usado a lo largo de tantas afeitadas-); las cremas depilatorias (si, esas que están hechas con ácidos –como el álcali en la crema de Veet-); las pinzas (si tienes la paciencia de ir vello por vello) y hasta hilos (mi curiosidad no ha llegado hasta ahí, pero de entrada y con lo poquísimo que sé al respecto, me parece una buena alternativa: sana y ecológica).

Pero bueno, vamos a lo que vinimos.

He encontrado una alternativa que, después de probarla varias veces me ha parecido sensacional: tiene los puntos positivos de la cera y excluye los puntos negativos, es mucho más ecológica y sana, es… ¡Depilación en azúcar!

En fin, encontré la receta original en Inglés en este link y ahora te la comparto en Español, con algunos comentarios adicionales de mi experiencia ‘azucarándome’😉.

Según dicen era una técnica muuuuy popular en el Antiguo Egipto, Grecia y Mesopotamia. Las cosas a su favor:

  • Es natural y ecológica😀
  • Puesto que solo se adhiere al vello y no a la piel, es mucho más amable que la cera y puede incluso dejarte una sensación de hidratación (aunque no estoy segura si esto es 100% real o pura impresión mía). Además, dicen por ahí que por eso mismo duele menos…
  • Según dicen, es mucho menos probable que te salgan vellos enterrados (aunque esto yo no lo puedo atestiguar, aún).
  • Es ligeramente blanqueadora (quizás en el mediano plazo arregle lo de mis axilas🙂 )
  • Es soluble en agua, de modo que después de la depilación no necesitarás ningún otro químico disolvente (probablemente con base en derivados del petróleo) y con un simple baño o esponja húmeda quedarás lista.

Claro que no todo es color de rosas, pues la pasta que tienes que hacer exige un poco de cuidado para que te quede bien: si la cocinas muy poco sencillamente no hace más que ensuciarte y si la cocinas demasiado se cristaliza y no se adhiere al vello corporal….  Pero fuera de eso… es lo máximo!😉.

Entonces…. La receta…

Necesitarás:

  • 2 Tazas de azúcar (por costumbre la uso morena, aunque muchos sugieren la blanca para que puedas notar mejor el cambio de color)
  • ¼ de taza de agua
  • ¼ de taza de jugo de limón
  • 1 sartén gruesecita
  • 1 cuchara
  • 1 ó 2 envases de cristal, con sus tapas, para colocar el mejunje.
  • Pedazos de tela para la depilación (Asegúrate que sea un tipo de tela que no se rompa fácil. Usa alguna ropa vieja y así no tienes que gastar ni más dinero ni más recursos).

Y lo que harás es… ¡Un caramelo!… bueno, casi….:

  • Mezcla los tres ingredientes en la ollita y colócala a fuego bien bajo hasta que se forme la pasta deseada.
  • La pasta deseada en cuestión estará lista justo antes de que el caramelo se cristalice (o sea, justo antes de que se ponga duro) y es muy importante que estés pendiente porque esto pasa casi que de un momento a otro.
  • Las señales para saber que tu pasta está lista ó casi lista es que adquiere un color marrón oscuro, medio dorado y cuando la mueves con la cuchara se siente un poco más espesa.
  • Si crees que ya está lista puedes derramar una gota en tu meseta o en una cuchara, soplarla para que se enfríe rápido y luego presionarla entre dos dedos: si ves que se despega bien pero que aún sigue ‘elástica’, entonces ya está lista.

Cuando esté lista, colócala en tus envases y deja que se enfríe un poco antes de usarla. Lo que te sobre, lo puedes guardar para una próxima depilada.

Como ‘azucararse’

  • Asegúrate que tienes la piel bien seca… sino es así puedes espolvorear un poquito de maicena para que absorba la humedad de la piel, pero es VITAL que esté bien seca (igual que con la depilación en cera).
  • Entonces, utiliza una espátula, un cuchillo de mesa o tus dedos para esparcir la mezcla en una pequeña área.
  • Luego, coloca encima un pequeño pedazo de tela, presiónalo un poco para que se pegue bien al azúcar y… ¡arráncalo!
  • Y repite y repite y repite hasta que te hayas desecho de todos los vellos.

Al final, coloca todas esas tiras de tela acarameladas en un bowl con agua y dejalo ahí la noche ó unas cuantas horas. Cuando regreses, ya el caramelo se habrá disuelto y podrás dejar las tiras de tela secarse y usarlas una y otra vez😉.

La pasta que te sobre la puedes guardar y volver a calentar cuando la necesites.

Te prometo que hacerlo es más fácil de lo que se leyéndolo. Haz la prueba y comenta como te fue, si tuviste algún problema o si descubriste algún dato interesante sobre el tema😉

14 comentarios en “Depilación en azúcar: una alternativa natural, sana y ecológica para deshacerte del molesto vello corporal

  1. Pingback: El azúcar es malo « Jenni al natural!

  2. Hola!!! Yo la hice y me salió bien, sólo tienen que cuidar mucho y hacer pruebas constantemente para que quede bien. Lo único malo es que no use tela y si me cuesta un poco de trabajo, quizá sólo es cuestión de practicar. Tengo una duda, esta técnica no provoca flacidez??

    • Hola Karen, que chévere que te funcionara😉 A mi la tela me parece vital porque en verdad hace todo mucho más fácil y no tengo tanta paciencia para lidiar con la mezcla directamente, pero sé que se puede. Sobre la flacidez, pues cualquier técnica con la cual jalonees la piel la hace más propensa a la flacidez, independientemente de si es este caramelo, cera o cualquier otra cosa. En cuanto a mi experiencia personal, te comento que tengo como 10 años depilandome las axilas (inicialmente con cera, desde hace dos años con azúcar😛 ) y no siento que mi piel en esa área esté más flácida de lo que siempre ha sido naturalmente. Quizás, cuando empiece a ponerme viejita tenga algún efecto pero en ese caso creo que habrán cosas “naturalmente” más flácidas por las que preocuparme jeje.

    • mmmm quizás lo dejaste cocer demasiado tiempo Lizet… tienes que estar pendiente de retirarla del fuego a tiempo.
      Luego que la uses, puedes guardar el resto para usarlo más tarde y verás que se endurece bastante, pero bastará con una calentadita para que se vuelva a poner maleable.

    • ¡Hola laura! La verdad no sé nada sobre el uso de la miel para esto, aunque me da la impresión de que sería muy difícil de manejar por el tema de la consistencia.

  3. La he intentado hacer varias veces, pero siempre se me cristaliza. Aunque la deje poquito tiempo o mucho tiempo siempre ocurre lo mismo. He tenido que desperdiciar bastante azúcar en los intentos😦. ¿Alguna recomendación?

    • Hola Jaqueline! Si aún no has resuelto el problema, no se me ocurre que puedas estar haciendo mal. Quizás el error no está en el tiempo sino en la temperatura. Debes asegurarte de hacerlo a fuego bajo todo el tiempo y estar pendiente cuando empiece a verse como un caramelo.

    • Hola Josna! Cada vez que la utilizas la calientas solo lo suficiente para que quede más o menos liquida y aún así debes tener cuidado porque queda muy caliente y te puede quemar. De esa manera no alcanza a quemarse. La idea es que reutilices solo la mezcla que queda limpia en su recipiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s