Un tour rápido por las vacunas ‘bacteriales’

Sería más bien ‘bacterianas‘, pero me gusta como suena ‘bacteriales’ y ya que es mi blog… jeje, es broma😛 (aunque realmente es mi blog😛 jaja)

Bueno, los inicios de estas vacunas también son algo absurdos desde mi punto de vista. Básicamente en un punto notaron que las bacterias se podían cultivar en caldos y luego, a esos caldos agregarle agentes para inactivar las bacterias… y (ahora viene la parte absurda) de una empezaron a comercializar el caldito de bacterias asesinadas🙂

Balto, el perro líder de una expedición médica contra la difteria en Alaska en 1925H.K. Mulford Company (actualmente MECK) empezó con el negocio que tenía una propuesta bastante, interesante: las ‘bacterinas’ eran fáciles de hacer, fáciles de administrar (vía oral) y económicas. El único detalle era que…. No funcionaban:-/ (are you fucking kidding me?).

Dos chicos llamados Roux and Yersin vieron que las bacterias secretan proteínas que de hecho son capaces de provocar la muerte. Pero también vieron que niveles muy bajos de esas proteínas tóxicas podían crear antitoxinas y a partir de aquí nació la idea de estas vacunas. La idea era tomar la toxina, purificarla, inactivarla y luego inyectarla en el cuerpo para que el sistema inmune haga lo suyo.

Así hicieron las vacunas contra la difteria y el tétanos.

Vacuna contra la tosferina

Esta vacuna se merece todo un capítulo aparte porque ha sido la protagonistas de años y años de controversia, así como la causa (ó una de ellas) del movimiento ‘anti-vacunas’ de la actualidad.

La tosferina es una especie de gripe que da por la transmisión de una bacteria llamada Bordetella pertussis que hasta donde se sabe, solo puede hospedarse en humanos, específicamente en el sistema respiratorio. La bacteria secreta múltiples proteínas con efectos negativos en el cuerpo humano y la manifestación más terrible de la enfermedad es que te llena el tracto respiratorio de tanta mucosa que para poder deshacerte de ellas empiezas a toser y a toser y a toser, pero la mucosa es tanta que una simple tos no basta y toses tanto que ni siquiera puedes tomar un descanso para respirar… la tos puede llegar a ser tan fuerte y continua que se han documentado casos en que la tos causa hemorragia subconjuntival (en los ojos), fracturas en las costillas, hernias y desmayos… ah! Y generalmente después de la tos, vómitos :-S

La tosferina puede ser una gripa terrible. Afortunadamente, hay vacunas contra ella.

(Fuente de la imagen: Gwens Nest)

La tosferina se estima mortal en 1 de 100 niños menores de 2 meses y 1 de 200 niños entre los 2 y 12 meses. Además, los bebes menores de un año son más propensos a presentar convulsiones, neumonías y encefalopatías. Según la Wikipedia, cada año la tosferina es responsable de unas 295,000 muertes, el 90% de las cuales ocurren en los países en vías de desarrollo (pero no se preocupen mis amigos de los países desarrollados: los movimientos antivacunas se están encargando de que su pedazo de la torta sea más grande:-/ )

En fin… el problema con la Sra. Bordetella Pertussis (la inculpada) es que produce demasiadas proteínas y como en un principio no estaba claro cuáles de todas esas proteínas eran las que producían los síntomas de la enfermedad, los científicos de la época no se complicaron la vida: cogieron la bacteria, la cultivaron en un buen caldo, lo purificaron, la asesinaron y así con todo y caldito cogieron la bacteria completa y la metieron en una vacuna. Mientras una vacuna normal (como la de la difteria) tenía 1 proteína para causar una respuesta del sistema inmonológico, la vacuna contra la tosferina tenía ¡más de tres mil!

Los efectos secundarios eran terribles: llanto persistente e incontrolable (1%), fiebres (0.33%), flacidez (dizque hipotonía, 0.05%), y convulsiones (0.05%). Si bien ninguno de estos síntomas pasaban de ser un episodio aislado sin consecuencias a largo plazo, eran realmente duros para un padre.

Por ahí en los años 80 algunos médicos relacionaron estos síntomas con otros bebés que en sus primeros meses de vida empezaban a mostrar daño cerebral permanente en distintos grados. Durante mucho tiempo se creyó y difundió que la vacuna contra la tosferina causaba daño cerebral, lo cual afectó las tasas de vacunación y generó muchas demandas en Estados Unidos contra las farmacéuticas.

Muchos años después, cuando el avance en el estudio de la genética lo permitió, se vio que sencillamente muchos niños nacían así: un gen dañado que al principio no tiene efecto notorio pero al cabo de pocos meses impide que el cerebro del niño siga su desarrollo normal. Como la manifestación de estos síntomas coincidía más o menos con la época de la vacuna y como los efectos secundarios de la vacuna eran tan pesados, se estableció esa relación entre uno y otro. Ya cuando estos nuevos estudios salieron a la luz muuuuchos años después, la vacuna contra la tosferina había motivado un gran movimiento contra las vacunas, particularmente popular en Estados Unidos e Inglaterra.

Al final sí se pudo identificar e isolar las proteínas malvadas de esta bacteria de manera que según Paul Offit, las vacunas de hoy día tienen por ahí unas 3 a 5 proteínas no más, y no más de 3,000 como en sus inicios.

Antígenos polisacáridos

Siendo sincera, este punto no lo entendí muy bien y tampoco encontré mucha información adicional sobre el tema. Pero la idea aquí era inducir la respuesta de ciertos anticuerpos en específico, para tratar las bacterias Pneumococcus, Meningococcus y Haemophilus influenzae tipo B (¿ah si?)… el problema acá es que los niños no responden bien a esta vacuna (no me quedó claro porque, pero al parecer hay algo que el cuerpecito de ellos aún no tiene y el del adulto sí)….. en todo caso mi única intención aquí es plantearte esta última alternativa para elaborar las vacunas.

Con esto acabamos la serie sobre la historia de las vacunas y en los próximos días deberíamos movernos hace algo más práctico, como el programa de vacunación. Antes de llegar ahí, trataré de sacar el espacio para abordar tantas reflexiones que se han derivado de este estudio personal de las vacunas…. de verdad me gustaría compartirlas y ver que piensan sobre eso otras personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s