Vacunas: el programa de vacunacion actual y las propuestas alternas

¡Hello lectores anónimos!🙂 He estado algo perdida últimamente por el trabajo de algún hacker inoficioso que me hizo perderle un buen par de días a la recuperación de los archivos de mi ahora extinto computador y pues, que ha provocado un retraso general en todas mis demás cosas. Pero acá regreso actualizándolos con las últimas notas del curso de vacunas (que ya se acabó, pero me falta organizar las últimas notas). 

El programa de vacunación… Se trata de algo con lo que probablemente solo tendrás que lidiar a conciencia y plenitud cuando tengas hijos, si los tienes (no, lo de mi gato no puede ser llamado tan sofisticadamente :p ).

Curiosamente este programa varia de país a país. Asumo que se debera a los riesgos que hay en cada zona de adquirir una u otra enfermedad. Es obvio que durante las clases nos centramos en el programa de vacunacion de los Estados Unidos, esto es la agenda de las vacunas que todo niño gringo debera recibir y cuando (aprobada por el Centro para el control y la prevención de enfermedades, el vecino y mi gato):

Claro que yo preferí centrarme en un programa de vacunacion mas relevante para mí, o mas bien, para mis futuros vastagos, así como para la mayoría de mis lectores😉 :

Programa Ampliado de Inmunizaciones para Colombia (PAI)

El Ministerio de Salud de Colombia tiene una excelente página con información sobre el programa de inmunización del país, detalles sobre las enfermedades que atacan y la efectividad de las vacunas y hasta un par de videíos promocionales (que no son la gran cosa😛 ). En fin, este es el horario que reciben los chiquitines Colombianos una vez abren esos pulmones:

Programa ampliado de inmunizaciones para República Dominicana

En República Dominicana tienen una página web especial (de hecho se ve asquerosamente horrible en Chrome, pero da la información:-/ ) para el ‘Programa Ampliado de Inmunización’.

Las diferencias con los programas de vacunación entre estos países

Era completamente predecible que Estados Unidos tendría un programa de vacunación más estructurado, incluyendo pre-adolescentes, adolescentes y adultos. En Colombia el trabajo se concentra en los chiquitines y se deja de lado a los adolescentes y adultos (sino es así entonces es que a nadie se la ha ocurrido que podría ser importante dar información abierta al público). En el caso de República Dominicana vi que se plantea el tema de la vacunación para adolescentes y adultos, contra la hepatitis b, difteria, tétano, sarampión, rubéola e influenza (¿en serio? ¿Influenza? Lo siento, pero no soy capaz de mirar con respeto a esta vacuna, jeje).

Los programas son relativamente parecidos, con varias salvedades: en Colombia y en Estados Unidos hay más vacunas (más contra el polio y adicionalmente, algunas contra rotavirus, neumococco y hepatitis a), mientras que en República Dominicana hay más inmunizaciones contra la fiebre amarilla que en Colombia. Como dije anteriormente, asumo que estas diferencias se deberán las enfermedades que brotan en una zona u otra pero me pregunto porque en Colombia y R. Dominicana no vacunan contra la varicela… hace unos días a un amigo en Medellín se le llenó el cuerpo con las bolitas de la varicela (¿será un brote?).

Vayamos a lo siguiente:

¿Por qué hay una propuesta alterna de vacunación y en qué consiste?

En el 2007 un doctor llamado Robert W. Sears publicó un libro que, traducido al español se llamaría algo así como ‘El libro de la vacuna: tomando las decisiones correctas para tu hijo‘. En este libro el señor plantea sus dudas (según dice Offit sin ningún fundamento científico y básicamente en base a su propia percepción como doctor), no con respecto a las vacunas como tales, sino respecto al programa. Con esto muchos padres empezaron a pedir programas ‘alternos’ de vacunación.

¿Qué nuevos argumentos habían movido a muchos padres a esto? ¿Y por qué esos argumentos son ó no son válidos, desde la perspectiva del profesor Paul Offit? He preparado la siguiente tabla para ilustrar lo mejor posible la situación:

Por qué si al programa alterno de vacunación … Y por qué no… 
  •  Los bebés estaban recibiendo demasiadas vacunas en un solo día.
  •  Paul Offit dice que en las vacunas de hoy día, hay mucho menos componentes inmonológicos que en las vacunas de hace 100 años. Mientras en 1900 la vacuna de la viruela tenía 200 antígenos (aunque esta vacuna ya no se da) y en los 80 (antes que se modificara la vacuna contra la tosferina) recibíamos más de 3000 antígenos, en la actualidad un niño estará recibiendo entre 150 y 153 antígenos con todas sus vacunas (de acuerdo al programa de vacunación Estadunidense)…. entonces ¿Demasiadas? ¿Con respecto a que? Más bien, los avances en el área permite que los pequeños de hoy día reciban mucho menos antígenos (podríamos decir ‘mucha menos vacuna’) que los que probablemente recibieron mi madre y varios de mis hermanos…. y quizás hasta yo.
  • Los bebés se vacunan demasiado pronto.
  • Offit dice que desde el momento en que nacemos las bacterias empiezan su carrera por colonizar nuestro organismo. Esto quiere decir que desde MUY temprano nuestro sistema inmunológico debe empezar la faena para evitar que todas esas bacterias invadan por completo nuestro organismo.
  • Estadísticamente hay una excelente respuesta del sistema inmune a las vacunas contra la tuberculosis y la hepatitis B que se da al nacer.
  • A la edad de 6 meses, el 95% de los niños ya han desarrollado inmunidad contra las enfermedades para las que han recibido vacunas a esa edad.
  •  Para los bebés es muy doloroso recibir tantas inyecciones.
Por eso (y por todo lo dicho en el otro lado de la tabla) el Dr. Sears propuso este programa alternativo de vacunación:
  • Un estudio en los 90’s demostró que el dolor que producía una inyección en un bebé no aumentaba  con una inyección adicional (esto es que el cortisol, sustancia inducida por el dolor, no aumenta).
  • Sin embargo, si vamos más veces a ver al doctor para las vacunas, habrán más días con dolorosas inyecciones.
  •  El bebé puede sufrir una intoxicación por aluminio si recibe muchas vacunas que contienen aluminio en una sola sesión.
(Este tema del aluminio es algo que tengo pendiente investigar por mi cuenta ya que he visto mucha controversia al respecto, pero por ahora, los comentarios de Paul Offit me hacen mucho sentido):
  • El alumunio es el tercer elemento más abundante en la superficie de la tierra. Esto implica que se encuentra en el aire, el agua, los alimentos… (No podemos escapar!!! :-O ). De hecho dice que los alimentos son una de las mayores fuentes de aluminio.
  • Un adulto promedio ingiere entre 5-10 mg de aluminio cada día y de hecho se encuentra también en la leche materna.
  • A la edad de 6 meses, un niño promedio habrá recibido 4mg de aluminio en sus vacunas, 10mg en la leche materna, 30 mg en fórmulas infantiles y 120 mg si es con fórmulas a base de soja (para mí esto es muy diciente: 4 en vacunas vs. 10 en el seno…. ¿En serio hace falta decir más?
  • El 100% del aluminio en una vacuna se absorbe. Solo el 1% del aluminio en los alimentos se absorben (creo que esto nos cambia un poco la figura anterior:-/ ).
  • El aluminio sí puede causar problemas como encefalopatía, problemas en los huesos y anemia, pero solo en bebés severamente prematuros y en pacientes en diálisis crónica (el aluminio se elimina a través de los riñones). Para hacerle daños a estos individuos es necesario que haya una gran fuente externa de aluminio (que deposite en sus cuerpos 20 veces el aluminio normal en una persona) y que sus funciones renales estén realmente jodidas.

Si ves el programa de vacunación propuesto por Sears, verás que en realidad no es que elimine las vacunas, sino que las distribuye de manera distinta en el tiempo. Viendo esto…

¿Por qué es mala esta propuesta alterna del programa de vacunación?

  • Incrementa el tiempo durante el cual el bebé esta vulnerable ante una enfermedad que se puede prevenir con una vacuna. Esto quiere decir que las probablidades de que el bebe se contagie de tosferina, polio, hepatitis ó cualquiera de esas enfermedades contra las cuales existen vacunas, son mayores.
  • También es más probable que un bebé enfermo enferme a otros bebés mientras espera por su doctor.
  • Ya que el bebe debe recibir inyecciones con mayor frecuencia, podria ser que esto induzca mas facilmente el miedo hacía las agujas.
  • No hay bases científicas que fundamenten la propuesta alterna….
  • Y la misma no tiene nigún beneficio.

Claro, solo repito lo que vi en clases. Lo cierto es que yo no poseo todas las bases científicas que quisiera para refutar tanta lógica😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s