Toxicidad a largo plazo de un herbicida Roundup y el maíz modificado genéticamente tolerante al Roundup

Con esto acaba otro día de mucha investigación sobre el estudio mas reciente hecho con transgénicos. Se trata de un debate en el cual se mueven MUCHOS intereses y entre tantos intereses no se si tiene lugar mi interés por cuidar mi salud y la de mis futuros vástagos.

En un lado del ring tenemos a los gigantes de “la industria de los transgénicos” con Monsanto como su máximo representante; en el otro lado del ring tenemos a los activistas que están apasionadamente (con base o sin ella) en contra de la ingeniería genética de alimentos.

(Fuente de la Imagen: Pinterest)

Creo que nunca terminare de entender este lio: por una lado no entiendo que empresas gigantescas como Monsanto inviertan taaaanto en tiempo y dinero para desarrollar productos que no son seguros ni para el consumo ni para el ambiente (y existiendo otras formas de desarrollar buenas semillas de cultivos); por el otro lado no entiendo que podrían ganar los activistas con perseguir y denunciar a empresas como Monsanto hasta el cansancio, bajo el supuesto de que estén tan equivocados como muchas veces nos los pintan…

Me temo que en esta guerra en la que el ring ante la opinión pública son los controlables medios de comunicación, es posible que nunca tengamos la verdad 100% como es, pero a continuación les nuestros mis más recientes esfuerzos por acercarme a ella todo lo que puedo:

¿Quien es…. Seralini?

De acuerdo a lo que puedo entender del Francés en esta entrada de Wikipedia  (que ahora mismo es objeto de controversia por “neutralidad” lo cual relaciono en parte a lo “caliente” del tema en el que este señor esta involucrado), Gilles-Eric Séralini es un biólogo molecular Francés nacido en 1960. Es también investigador del Instituto de Biología Fundamental y Aplicada (IBFA por sus siglas en Francés) de la Universidad de Caen y co-director de la división de Riesgo de la misma universidad.

¿Por qué este señor es en estos días una celebridad? Pues se ha dado a conocer a los simples mortales, en particular por un reciente estudio “toxicológico” sobre los Organismos Modificados Genéticamente (OMGs) y pesticidas, un estudio polémico y altamente publicitado desde septiembre del presenta año (2012). El estudio cuestiona la inocuidad del maíz transgénico NK603 Roundup en la salud de las ratas.

Seralini fue uno de los fundadores en 1999 del Comité de Investigación e Información Independiente sobre Ingeniería Genética (CRIIGEN) y desde entonces se ha destacado en el mundo de la ciencia como un activista contra los “Alimentos Frankenstein”. El CRIIGEN lo fundo con una política que al parecer se ha destacado en su carrera abogando por propuestas ecologistas (Corinne Lepage) y un “botánico” llamado Jean-Marie Pelt.

(Fuente de la imagen: France3.fr)

La organización es tachada de “partidista” (por empresas relacionadas con las “biotecnologías”) y en su momento estuvo involucrada en el escandalo “MON863” que se produjo a raíz de un estudio (parcialmente financiado por Greenpeace -ah! En esa clase de cosas es que meten la plata… chévere😉 -) sobre el maíz transgénico MON863 en el cual se mostraba que este “alimento” generaba toxicidad en el cuerpo de las ratas, incluyendo el funcionamiento de hígados y riñones. Pues posteriormente la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, dijo que el estudio tenía “graves errores metodológicos”… (esto parece ser una constante en la vida del dichoso Séralini, como veremos mas adelante…).

El estudio: “Toxicidad a largo plazo de un herbicida Roundup y el maíz modificado genéticamente tolerante al Roundup”

UFF! En este enlace pueden encontrar y leer online el reporte del estudio. El reporte describe el primer estudio investigativo que se hace alimentando ratas durante ‘toda su vida’ (promedio 2 años, que fue el tiempo que duro el estudio), en el cual se investigan posibles efectos tóxicos del maíz transgénico NK603 resistente al Roundup y de una formulación comercial completa del pesticida (Roundup). Y si quieren ver las super grotescas imagenes, nada mas Googleen un poquito.

El estudio se hizo con 200 ratas del tipo “Virgin albino Sprague-Dawley“, quienes ingresaron al proyecto a las 5 semanas de edad y pasaron por 3 semanas de “climatización”. Las 200 ratas eran mitad masculinas, mitad femeninas, y cada parte se dividió en grupos de 10. Todas tenían libre acceso a agua y comida, pero con la siguiente distribución:

Grupo

Tipo de alimentos

1 (el grupo de control) Agua limpia y maíz normal (la versión original del maíz transgénico utilizado).
1 11% del maíz NK603 con Roundup.
1 11% del maíz NK603 sin Roundup.
1 22% del maíz NK603 con Roundup.
1 22% del maíz NK603 sin Roundup.
1 33% del maíz NK603 con Roundup.
1 33% del maíz NK603 sin Roundup.
1 maíz normal y agua con 1.1 × 10−8% de Roundup (0.1 ppb de Roundup o 50 ng/L de glifosato, el nivel de contaminación del agua normal de la llave, en Francia… asumo)
1  maíz normal y agua con 0.09% de Roundup (400 mg/kg, US MRL de glifosato en algunos alimentos transgénicos)
1 maíz normal y agua con 0.5% de Roundup (2.25 g/L, la mitad de la dilución mínima en trabajos de agricultura)

Esto da un total de 10 grupos (multipliquémoslo por cada genero y ahí tenemos las 200 pobres ratas… no es que sea animalista pero después de ver varios videos de las ratas, a cualquier persona con sentimientos le da pena… en fin…).

Resultados: muchos, pero destacaron:

  • Las ratas hembras tratadas con transgénicos y el herbicida presentaron en general 2 a 3 veces más tumores en las ratas tratadas que en el grupo de control. Sin embargo estos resultados no tuvieron un crecimiento proporcional a las dosis recibidas (o sea, las que comieron mas transgénicos no necesariamente desarrollaron mas, mas grandes, o mayores tumores).
  • En las ratas hembras tratadas los tumores empezaron a alcanzar tamaños grandes aproximadamente 94 días antes que en el grupo de control. En el caso de los machos, esta incidencia fue de hasta 600 días antes que el grupo de control masculino.
  • Las hembras tuvieron 5 veces mas tumores grandes que los machos, al final de los 2 años. De estos tumores el 93% era de mama.
  • Al final del estudio 50-80% de las ratas tratadas habían desarrollado hasta 3 tumores por ratas. Solo el 30% del grupo de control presento tumores. Los grupos que ingirieron herbicidas Roundup mostraron las tasas más altas de incidencia de tumores.
  • Los órganos mas afectados en los machos fueron el hígado, el tracto hepatodigestivo y los riñones.

Los “datos muestran que, como es a menudo el caso en las enfermedades hormonales, los efectos más observados en este estudio no fueron proporcionales a las dosis del tratamiento (maíz transgénico con y sin aplicación R, R solo), no monótona y con un efecto de umbral”.

Las controversias (obviamente la oposición no se iba a quedar callada…)

Vi muchas, muchas, muchas noticias sobre las controversias generadas por este estudio, unas que lo enfocaban desde el punto de vista del que apoya, otras desde el punto de vista del que ataca. Al final creo que este artículo de “the Guardian” muestra una buena síntesis de las acusaciones que hacen Industrias, organismos estatales, otros científicos y otros profesionales, a este estudio, así como de la respuesta de Séralini a estas acusaciones (algunas de las cuales ya se explicaban en el paper… asi que no entiendo bien porque insiten en recalcarlas… seguro para ‘moldear la opinion publica’, como siempre). En resumidas cuentas se trata de:

Acusaciones

Defensa

Las ratas que eligieron para el estudio son propensas al desarrollo de tumores. Estas fueron las mismas ratas usadas por Monsanto en un estudio de 90 días con el cual consiguieron la autorización para vender el maíz.
La muestra fue muy pequeña. Séralini siguió los lineamientos recomendados por la OECD para estudios toxicológicos, entre los que se indican 10 animales de cada sexo. Si el estudio hubiese sido de cáncer… la historia seria otra.
No hubo información sobre la ingesta de comida de las ratas. Séralini dice que las ratas comían todo lo que querían.
Séralini no ha soltado los datos “crudos” del estudio. Supuestamente Séralini dice que lo hará cuando se suelten los datos que sustentaron la autorización del maíz estudiado de Monsanto (Nos salió verdaderamente activista el Séralini😀 Este punto en verdad me parece cuestionable, pues idealmente la data deberia poder ser revisada por EL QUE SEA… pero si en verdad estas son sus razones me parecen muy buenas).
Los fondos del estudio provienen de una organización que aparte de ser “anti-biotecnología”, tiene un equipo científico comandado por el mismo Séralini. La mayoría de las investigaciones sobre OMGs las hacen corporaciones o instituciones que están a favor de la biotecnología.

Hasta ahora, mi pensamiento sobre los transgénicos y todos estos debates va por esta línea…

El estudio salió a la luz en un momento particular: la “prop37” para etiquetar los alimentos transgénicos como tales en el estado de California (Estados Unidos) esta a poco tiempo de ser votada por la población. Creo que si se aprueba la ley, esto sentaría precedentes para que otros estados hagan lo mismo y posteriormente, otros países. El problema es que los agricultores que usan transgénicos y la parte de la industria alimenticia en general que lidia con estos productos, tiene miedo de que la gente deje de comprarlos al saber que son transgénicos… por miedo (en sus palabras seria mas bien “por desconocimiento”).

En fin, en una etapa tan decisiva del proceso y después de haber invertido tanto dinero (mas de 12 millones de dólares, según dicen), la Industria de los transgénicos no puede quedarse de brazos cruzados esperando a que la votación eche por la borda su reciente inversión en publicidad y dañe la imagen de los productos que con tanto esfuerzo y tanta inversión han desarrollado. Con razón o sin ella, era evidente que atacarían con todas las que se pudiera.

A pesar de que a mi me satisfacen las explicaciones del dichoso Seralini (y al leer el estudio con mi precaria educación en ciencias –aclaro-, también me dejo satisfecha) supongamos que si, que estuvo “mal elaborado” y por consiguiente no se puede tomar como valido… A pesar de ello, me parece una verdadera pena tirar a la basura DOS AÑOS de estudios que en el peor de los casos dejan sobre la mesa importantes cuestionamientos sobre los alimentos transgénicos y sobre la IMPERANTE NECESIDAD de hacer mucho mas estudios, serios y “bien elaborados”, no solamente por Monsanto y la industria en general sino también por investigadores independientes y ¿por qué no? por la oposición y las empresas “anti-biotecnologías”.

Mientras pasan dos años mas de estudios hechos por todos los anteriormente mencionados (y suponiendo que empiecen hoy)… ¿que hacemos los simples mortales? Pues como dicen por ahí: Better safe than sorry… (mas vale prevenir que lamentar).

3 comentarios en “Toxicidad a largo plazo de un herbicida Roundup y el maíz modificado genéticamente tolerante al Roundup

    • Muy bueno el artículo! Gracias por el aporte😉 Encontre unos datos que no tenia super interesantes, como lo de que hay otras organizaciones que “sacan la cara” por Seralini, pero como dice, ahora mismo es mas facil encontrar las criticas del EFSA y otros “cientificos” de dudosos intereses :-S

  1. Pingback: Mas sobre los “Frankensteins” (o transgénicos, para mejor entendimiento) y por qué es tan difícil tomar partido y saber quien tiene la razón « Jenni al natural!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s