La Dra. Harper nunca dijo que Cervarix (ni Gardasil) fuera más riesgosa que el cáncer cervical

Me pone mal el amarillismo. Este mundo digital que nos permite comunicarnos tanto, también nos hace nadar en un mar desinformación a veces creado, o perpetuado por nosotros mismos… y este es el caso de las vacunas contras el VPH (o Virus del Papiloma Humano. Sí, el que da cáncer de cervix).

Propaganda de Vacuna contra el VPH

Una foto del brochure que me dieron en uno de los lugares que visité preguntando por la vacuna.

Desde hace dos o tres años nado en un mar de confusión cada vez que empiezo a considerar esta vacuna. Por un lado, todos y cada uno de los doctores y doctoras que consulto, la recomiendan (claro, no quiere decir que sepan lo que hacen 😛 ). Por otro lado, más y más blogs denuncian complicaciones y muertes causadas por estas vacunas (Gardasil y Cervarix). Y los medios más formales, no dicen nada. O por lo menos nada que se mueva en redes.

En fin, que después de ver esta noticia me empecé a pregunta ¿Y la Dra. Harper quien es? ¿Y por qué supuestamente denuncia las vacunas Cervarix y Gardasil contra el papiloma humano ahora? Si le preocupa tanto la salud de la gente y estas vacunas son tan letales ¿Por qué no habló antes? (Ojo, que esto tiene más de 10 años en el mercado) O peor aún, ¿Por qué dejó que se empezara a comercializar en todo el mundo?

Son preguntas que hay que hacerse y el tema es serio. Estoy aburrida de los tantos blogs que se limitan a hacer copy paste y difundir irresponsablemente información tan importante que al mismo tiempo puede ser tan cierta como falsa, sin proveer una fuente siquiera.

En fin, buscando fuentes más “oficiales”, más confiables, de esas que tienen más que perder (porque, pensemoslo bien, si ustedes me cachan a mi en la mentira ¿Que es lo peor que me puede pasar? En especial cuando por esto no recibo un centavo… pero ¿Y si pasara por ejemplo, con el New York Times? ¿Cómo afectaría eso sus ventas?), encontré información interesante sobre la Dra. Harper, Gardasil y Cervarix, que vale la pena compartir. Luego les comparto MIS impresiones personales y ustedes, si quieren (y ojalá que quieran), me comentan que les parece todo el tema ¿Vale? Sigue leyendo

Anuncios

¿Vida natural? Esto es un paso a la vez….

Muchas cosas han pasado en lo que va de enero: he cocinado varias recetas a base de carne y pollo por primera vez en mi vida adulta (Ah sí, ya no soy vegetariana… sé que más de un amigo apretará los dientes cuando se entere y en algún momento espero poder publicar el por qué, después de 5 años de intachable vegetarianismo, deje de ser “vegetariana”, pero ya que ese no es el foco de este post les cuento la versión corta: mi salud es primero. No lo malinterpreten: abogo por un consumo consiente de absolutamente TODO…. y esto no te evade de comer verduras… ¡MUCHAS VERDURAS!, independientemente de con qué las acompañes.)

Coma más pollo

Por otro lado, me he dado espacio para reflexionar sobre mi apresurada carrera en este cuento de “vida natural” (me gusta más como lo hablan en inglés: “natural living”, “real whole food”… en español suena raro: “vida natural” “comida de verdad”… en fin…). Soy de esas que siempre han tenido una inclinación nata hacia “lo natural”, viéndolo como una alternativa mucho más lógica de consumo (quería decir una alternativa “más sana” para no sonar discriminatoria, pero la verdad es que para mí ha sido siempre lo más lógico a elegir: las cosas lo más cercanas a su estado original). A pesar de mi interés instintivo en el tema, creo que mi interés casi obsesivo se desencadenó un día en que buscaba “protectores solares naturales” y me encontré con Katie, quien se convertiría en mi bloguera favorita casi instantáneamente y mantiene el título al sol de hoy.

Blog de Katie: Kitchen Stewardship

Era un domingo, y de ver un post sumamente bien elaborado e informativo sobre los protectores solares, marcas recomendadas, alternativas naturales (aceite de coco si te estás preguntando) pasé a ver de todo: como los plásticos no solamente son súper nocivos para el medio ambiente (lo cual todos sabemos hace rato) sino que son horribles para nuestra salud (un compuesto llamado bisfenol 5 se “cuela” de los plásticos a las comidas y bebidas que contienen, y al entrar en nuestros cuerpos actúa como disruptor hormonal “feminizando” a los hombres, afectando la fertilidad, y otras cositas más); como el aluminio está relacionado con una mayor probabilidad de desarrollar Alzeimer (y todos los desodorantes del supermercado lo contienen); como a cosas tan básicas como el queso parmesano rallado le echan de cuanto disparate simplemente para mantenerlo suelto, sin que se pegue; como muchas veces creemos que compramos algo tan simple como “jamón” y al ver la etiqueta te das cuenta que tiene hasta harina de trigo (por no mencionar la soya – transgénica, cancerígena -, las grasas vegetales – malas para la salud cardiovascular, cancerígenas-, y nitritos – cáncer en polvo- 😛 )…

En fin, ese domingo fue una especie de epifanía y Sigue leyendo

¿Qué tan inofensivo puede ser un pote de ‘Shampoo’? ¿Es el miedo a los productos industriales obcesivo ó justificado?

Durante los últimos 10 días en que estuve investigando ‘a fondo’ los químicos contenidos en el shampoo que compramos en mi casa encontré una gran cantidad de información más allá de mis simples búsquedas.

El ver la información que circula en la red, los contextos y el modo en que se comparte he llegado a una serie de conclusiones que quiero compartir sobre el tema de la ‘vida natual‘ y el alarmismo respecto a los químicos a los que estamos expuestos hoy día:

  • He encontrado irónicamente gracioso que, la seguridad de muchos de estos químicos se basa en el hecho de que durante muchos años ó décadas muchas personas los han utilizado sin efectos adversos. Me pregunto si esa es la mejor manera de dejar en claro que un producto sea inocuo ó no lo sea y la verdad es que no me gusta nada la idea de ser el conejillo de indias de las industrias para que en 30 años puedan decir ‘a no mira, este tampoco da cáncer….’ ó ‘Ops! Este si’ :-S Sigue leyendo

¿Qué tan inofensivo puede ser un pote de ‘Shampoo’? (Develando mitos sobre los químicos más comunes en nuestros productos de cuidado personal)

Durante las últimas casi dos semanas me he dado a la ‘sencilla tarea’ (la verdad no sospechaba que sería tan larga ni tan tediosa jaja) de conocer qué contiene el shampoo que usa R. para lavarse el cabello casi diario. Quería verificar si todo el ‘alarmismo’ y el activismo en contra de los productos convencionales con los cuáles muchos de nosotros hemos crecido, es genuinamente sustentado y no más bien la consecuencia de una sub-cultura convencida de ‘la conspiración de los gobiernos contra todos los mortales’.

El afortunado objeto de mi investigación fué Head & Shoulders, el famoso ‘shampoo control caspa’ (la versión ‘manzana fresh’). Y la investigación consistió en tomar nota de todos y cada uno de los ingredientes contenidos en la parte de ‘ingredientes’ y averiguar sobre ellos uno a uno.

Elegí tomar la parte del contenido en Inglés esencialemente por dos razones: Sigue leyendo

Por qué es importante aprender a leer las etiquetas…

Si, ya sé que solamente el titulo suena cansón. Ahora imagínate aprenderte (POR LO MENOS) 20 nombres científicos y luego tratar de identificarlos en TODOS Y CADA UNO DE LOS PRODUCTOS QUE CONSUMES. No es por asustarte pero la verdad es que (con mi pésima memoria) no es tarea fácil. Pero bueno, no seamos pesimistas que tampoco hay imposibles.

Primero lo primero: dejemos los prejuicios de lado. NO tengo nada en contra de la vida moderna y mucho menos de los avances científicos. Entiendo perfectamente que gracias al descubrimiento de los antibióticos, por ejemplo, la humanidad ha podido sortear muchos virus y mejorar, por ejemplo su esperanza de vida (aunque hayamos abusado tanto de ellos que ya nos estemos metiendo en problemas). Y estoy segura que si nos ponemos a contar entre todos encontraremos cientos de cosas muy chéveres que nos permite tener la vida moderna y los avances científicos (el problema en ellas generalmente esta en el uso que le damos, nada mas).

En fin, eso dicho, hablemos de por qué es importante aprender a leer las etiquetas y de por qué, una buena parte de las próximas entradas se enfocaran en explorar distintos químicos que debemos evitar y las razones de porque debemos evitarlos. Sigue leyendo