Limpieza facial en aceites

:-O ¿Sorprendidxs? Si no lo sabían ya, les cuento que ponerse jabón en la cara pasó de moda.

Cuando recién empecé leyendo sobre estos temas, estaba empeñada en conseguir productos de belleza y cuidado personal que fueran más sanos y que no tuvieran compuestos irritantes, alérgenos, disruptores hormonales ó cancerígenos… ó simplemente ingredientes cuestionable de cuya seguridad solo se sabe que no han matado a nadie.

Dada a la tarea de encontrar esos cosméticos que me permitieran cuidar mi piel de manera natural, sufrí una gran frustración: las alternativas eran absurdamente costosas (tres, cuatro ó diez veces el precio de un cosmético promedio) y las que eran medianamente asequibles, igual contenían por lo menos un ingrediente “cuestionable” (o sea: si iba a estar pagando 3 veces más por un producto, ¡lo menos que esperaba era que fuera 100% NATURAL! Y les aseguro que el hecho de que la etiqueta lo diga, no quiere decir NADA).

Para hacer la situación más frustrante (y por suerte para ahorrarme dinero), pronto descubrí que muchas de las marcas “artesanales”, “100% natural”, etc., NO LISTABAN TODOS SUS INGREDIENTES EN LA ETIQUETA. De hecho llegué a ver un caso en una feria local en que la etiqueta apenas listaba unos tres ingredientes, y cuando pregunté por los ingredientes no listados en la etiqueta, ¡eran mucho más de 3! Y todos en mi lista de “ingredientes no deseados”, entre ellos el parabeno.

En fin… esto me empujó a buscar alternativas de belleza “hechas en casa” y empecé por lo más básico: lavarme la cara.

Sigue leyendo

Anuncios

{Receta rápida para cocinar muslitos y alitas de pollo deliciosos}

Siguiendo con la serie de recetas rápidas que desencadenó este post, hoy les comparto una de mis recetas rápidas favoritas para el pollo.

Pollo Guisado

En un sentido no es rápida porque el tiempo que dura el pollo en la estufa es medio largo (aproximadamente 1 hora), pero no lo sufro porque solo es preparar los ingredientes, dejarlos en la olla y volver cuando esté listo 😉 Sigue leyendo

{Receta rápida para cocinar fileticos de tilapia deliciosos}

Me ENCANTA probar recetas nuevas y deliciosas pero últimamente no tengo tanto tiempo como me gustaría, que me permita meterme por horas en la cocina cada día y creo que muchxs de ustedes sencillamente no tienen la vocación de hacerlo continuamente o pasan tan ocupadxs como yo 😛

Bien podrías comprar cualquier cosa en la calle pero si de algo estoy segura es que lo mejor para comer es lo que hagas en casa, con ingredientes de calidad o cuando menos, con ingredientes de verdad (claro, esto no quiere decir que comamos 100% en casa).

Después del post anterior me quedó pendiente compartir algunas recetas con ustedes para preparar alimentos rápidamente así que acá les va 😉

Aprendí a cocinar siendo vegetariana y hace apenas unos meses que empecé a comer nuevamente carnes y pescados, así que cocinar estas cosas sencillamente no se me ha dado muy bien, pero después de muchas pruebas, al fin tengo mi receta ganadora para cocinar estos fileticos rico y rápido (aunque el resultado final no necesariamente se vea como un filete).

Filetes de Tilapia

Les comparto los ingredientes tal cual lo utilizo, pero siéntanse libre de inventar y hacer cambios (y si encuentran algo súper rico, compartanlo!): Sigue leyendo

Tips para comer más vegetales y no perder toda la noche en el intento

¡Hello! 🙂 Si, sé que ando perdida… no sé qué decir como excusa 😦 Espero dentro de unas semanas sorprenderles con alguna novedad fruto de las cosas que tanto me ocupan últimamente, pero mientras tanto, centrémonos en el tema de hoy.

Juro que he encontrado datos contradictorios para TODO lo que he investigado y publicado en este blog y SOLO UNA COSA se mantiene estable para cualquiera que sea el estudio (que yo haya visto): los vegetales son buenos. Ya sea que quieras evitar (¿O retrasar? :p ) cáncer, desintoxicar, comer mejor, mejorar tu sistema inmunológico, mantener un peso adecuado, etc., etc., etc., las frutas y verduras son ESENCIALES en tu dieta diaria. Listo, estamos de acuerdo en este punto, ¿Cierto?

Ahora bien, ¿Cuántos vegetales comer? Pues como todo en la vida, depende. De si eres hombre o mujer, de tu edad, de tu desempeño físico y de la fuente que consultes 😛 Pero lo mínimo deberá sumar entre 2 y 3 tazas diarias de vegetales si eres una persona adulta (y alrededor de 1 a 1 ½ taza si eres un niño o niña… aunque no creo que lo seas –Fuente-). Además de esto, deben ser variados. O sea, comer 2 tazas diarias de zanahoria no es suficiente. Mejor si lo divides en por ejemplo, 1 taza de zanahoria, ½ taza de broccoli y ½ taza de cebolla y pimentones. El punto es que para una nutrición balanceada, necesitas por lo menos 2 tazas diarias de vegetales variados cada día.

Puros vegetales: remolacha, aguacate, lechuga...

Puros vegetales: remolacha, aguacate, lechuga…

¿Cuál es el problema con esto? Que no sabes que verduras comer: cuando oyes vegetales a tu mente viene zanahoria y broccoli… y a ti no te gusta el broccoli :-/ Y probablemente tampoco sabes cómo cocinarlos ¿Cierto?

El otro problema es que cuando buscas recetas en internet encuentras delicias con verduras exóticas que nunca habías imaginado que se podían comer, pero cuando vas al supermercado te das cuenta que con lo que compras un paquetico de espárragos (que te alcanza para 2 o 3 comidas) probablemente podrías comprar zanahorias durante todo el mes. Y finalmente, el 95% de las veces acabas metidx en la cocina por 2 horas haciendo el dichosos plato… lo cual es interesante si no haces nada más en el día, pero cuando tienes que dividir 24 horas entre dormir decente, trabajar tiempo completo, ver tu serie favorita o una película, hacer el curso de (¿Idiomas? ¿Redacción? ¿Algoritmos? ¿Economía?) que estás tratando de hacer desde hace 1 año y tener una vida social medianamente aceptable, te das cuenta que 2 horas por almuerzo en la cocina no es sostenible en el tiempo.

Entonces ¿Cómo comer más verduras en tus comidas, que sepan rico y que no tomen tanto tiempo? Acá van mis tips en base a mi experiencia: Sigue leyendo

La Serie Plástica: Algunas ideas para bajarle a los niveles del Bisfenol y otros aditivos

Si te perdiste del post anterior en que detallo las amenazas que los plásticos y sus aditivos representan para nuestra salud, puedes aprovechar y verlo en este enlace.

Por lo demás, habíamos quedado en este punto. Les comentaba que la exposición a estos “derivados del petróleo” es más alta de lo que a simple vista pensamos. Solo para que se hagan una idea del nivel de exposición que tenemos a estos compuestos, comparto la siguiente lista (estoy segura que la pueden alargar muuuucho más):

Productos insospechados con plásticos y aditivos indeseados

  • Biberones 😦 (triste porque los chiquitines son también los más vulnerables y amenazados con estos compuestos)
  • El interior de las latas de comida (para evitar que los alimentos reaccionen con el metal)
  • Los plásticos que contienen o envuelven alimentos
  • Las tapas de envases de cristal que contienen alimentos
  • El cepillo dental y otros productos dentales (incluyendo rellenos dentales)
  • Productos de cuidado personal (desde las toallas sanitarias hasta aceites y cremas que vienen en envases de plásticos… recuerda que la piel es tu mayor órgano y una de sus especialidades es ABSORBER)
  • Ropas y prendas de plástico y/o vinilo (que al fin y al cabo es un plástico)
  • Los recibos de los cajeros (No sé que carajos hace el plástico ahí, pero hace rato sé que también en ellos se encuentra Bisfenol A)
  • Botellas plásticas de detergentes, leche, agua, yogurt, etc.
  • Cortinas de baño (pensarás “pero si apenas la toco”… pues toma en cuenta que muchos de estos aditivos se liberan y se mantienen en el aire. Por algo dicen que el aire dentro de una casa está generalmente más cargado de tóxicos que el aire de la calle).
  • Bordes de ventanas y puertas… y de hecho ciertas ventanas y puertas.
  • Muebles de exteriores
  • Aparatos electrónicos (monitores, impresoras, teclados… como el que estoy usando en estos momentos)
  • CDs
  • Interiores en vehículos (otra vez venimos con el tema de la calidad del aire)
  • Tapicería
  • Implementos médicos (jeringas, catéter, bypass, etc.)
  • Lentes de contacto y anteojos en general 

En este punto, ¿Qué tenemos? Que distintos aditivos en el plástico joden las hormonas, causan cáncer y que el plástico está ¡EN TODAS PARTES!

Calma, calma… Ante todo, seamos realistas y no desesperemos que el stress es malo 😛 Sigue leyendo

La Serie Plástica: Por qué disminuir el uso de plásticos ya no es tan solo una cuestión de medio ambiente

Como tantos otros temas, es algo que tenía pendiente hacía rato (¿Alcanzaron a ver el video del bebé tóxico?). En definitiva hay MUCHA información que compartir sobre esto pero para no cansarles el cuento, en esta “breve” serie compartiré los destacados sobre:

  • Algunos químicos tóxicos en productos plásticos (solo algunos) y sus efectos en la salud.
  • Productos insospechados con plásticos y aditivos indeseados (solo para que se hagan una idea)
  • Tips sobre como minimizar la exposición a los plásticos

El tema de los plásticos sigue siendo una cuestión de medio ambiente, pero no exclusivamente. Es también una cuestión de salud, desintoxicación, balance y (si se quiere ser trascendental), supervivencia.

Sin más preámbulos ¡Arranquemos! Sigue leyendo

Receta: Chocodátil o Bombones de Chía y Almendra

Mientras trabajaba en la siguiente serie, una amiga me ha pedido nuevas recetas para postres sin azúcar. Parece que las manzanas fritas y el “helado” de banana chai ya no son suficientes 😛

Hace semanas encontré una lista de ingredientes para probar esta nueva receta, pero lamentablemente no indicaba proporciones.

Por suerte, a la primera conseguí una mezcla que me pareció muy buena de manera que aquí les comparto la receta. Ideal para antojos chocolatosos después del almuerzo o a media tarde.

Chocodatil Sigue leyendo