{Receta rápida para una ensalada “Mediterránea”}

Es evidente. Mis últimos posts lo muestran descaradamente. Yo, la chef empedernida, últimamente trato de pasar el menor tiempo posible en la cocina.

La ventaja para ustedes, es que ocasionalmente encuentro “recetas ganadoras” que les permitirán probar algo rico y nutritivo con la menor inversión de tiempo posible.

En esta ocasión les comparto una ensalada que surgió a raíz de unos pinchos deliciosos que me brindaron y que acompañé con un arroz de lentejas (claro que lo pueden comer con lo que deseen 😛 ).

Ensalada Mediterránea (según yo) Sigue leyendo

Anuncios

{Receta rápida para cocinar muslitos y alitas de pollo deliciosos}

Siguiendo con la serie de recetas rápidas que desencadenó este post, hoy les comparto una de mis recetas rápidas favoritas para el pollo.

Pollo Guisado

En un sentido no es rápida porque el tiempo que dura el pollo en la estufa es medio largo (aproximadamente 1 hora), pero no lo sufro porque solo es preparar los ingredientes, dejarlos en la olla y volver cuando esté listo 😉 Sigue leyendo

{Receta rápida para cocinar fileticos de tilapia deliciosos}

Me ENCANTA probar recetas nuevas y deliciosas pero últimamente no tengo tanto tiempo como me gustaría, que me permita meterme por horas en la cocina cada día y creo que muchxs de ustedes sencillamente no tienen la vocación de hacerlo continuamente o pasan tan ocupadxs como yo 😛

Bien podrías comprar cualquier cosa en la calle pero si de algo estoy segura es que lo mejor para comer es lo que hagas en casa, con ingredientes de calidad o cuando menos, con ingredientes de verdad (claro, esto no quiere decir que comamos 100% en casa).

Después del post anterior me quedó pendiente compartir algunas recetas con ustedes para preparar alimentos rápidamente así que acá les va 😉

Aprendí a cocinar siendo vegetariana y hace apenas unos meses que empecé a comer nuevamente carnes y pescados, así que cocinar estas cosas sencillamente no se me ha dado muy bien, pero después de muchas pruebas, al fin tengo mi receta ganadora para cocinar estos fileticos rico y rápido (aunque el resultado final no necesariamente se vea como un filete).

Filetes de Tilapia

Les comparto los ingredientes tal cual lo utilizo, pero siéntanse libre de inventar y hacer cambios (y si encuentran algo súper rico, compartanlo!): Sigue leyendo

Tips para comer más vegetales y no perder toda la noche en el intento

¡Hello! 🙂 Si, sé que ando perdida… no sé qué decir como excusa 😦 Espero dentro de unas semanas sorprenderles con alguna novedad fruto de las cosas que tanto me ocupan últimamente, pero mientras tanto, centrémonos en el tema de hoy.

Juro que he encontrado datos contradictorios para TODO lo que he investigado y publicado en este blog y SOLO UNA COSA se mantiene estable para cualquiera que sea el estudio (que yo haya visto): los vegetales son buenos. Ya sea que quieras evitar (¿O retrasar? :p ) cáncer, desintoxicar, comer mejor, mejorar tu sistema inmunológico, mantener un peso adecuado, etc., etc., etc., las frutas y verduras son ESENCIALES en tu dieta diaria. Listo, estamos de acuerdo en este punto, ¿Cierto?

Ahora bien, ¿Cuántos vegetales comer? Pues como todo en la vida, depende. De si eres hombre o mujer, de tu edad, de tu desempeño físico y de la fuente que consultes 😛 Pero lo mínimo deberá sumar entre 2 y 3 tazas diarias de vegetales si eres una persona adulta (y alrededor de 1 a 1 ½ taza si eres un niño o niña… aunque no creo que lo seas –Fuente-). Además de esto, deben ser variados. O sea, comer 2 tazas diarias de zanahoria no es suficiente. Mejor si lo divides en por ejemplo, 1 taza de zanahoria, ½ taza de broccoli y ½ taza de cebolla y pimentones. El punto es que para una nutrición balanceada, necesitas por lo menos 2 tazas diarias de vegetales variados cada día.

Puros vegetales: remolacha, aguacate, lechuga...

Puros vegetales: remolacha, aguacate, lechuga…

¿Cuál es el problema con esto? Que no sabes que verduras comer: cuando oyes vegetales a tu mente viene zanahoria y broccoli… y a ti no te gusta el broccoli :-/ Y probablemente tampoco sabes cómo cocinarlos ¿Cierto?

El otro problema es que cuando buscas recetas en internet encuentras delicias con verduras exóticas que nunca habías imaginado que se podían comer, pero cuando vas al supermercado te das cuenta que con lo que compras un paquetico de espárragos (que te alcanza para 2 o 3 comidas) probablemente podrías comprar zanahorias durante todo el mes. Y finalmente, el 95% de las veces acabas metidx en la cocina por 2 horas haciendo el dichosos plato… lo cual es interesante si no haces nada más en el día, pero cuando tienes que dividir 24 horas entre dormir decente, trabajar tiempo completo, ver tu serie favorita o una película, hacer el curso de (¿Idiomas? ¿Redacción? ¿Algoritmos? ¿Economía?) que estás tratando de hacer desde hace 1 año y tener una vida social medianamente aceptable, te das cuenta que 2 horas por almuerzo en la cocina no es sostenible en el tiempo.

Entonces ¿Cómo comer más verduras en tus comidas, que sepan rico y que no tomen tanto tiempo? Acá van mis tips en base a mi experiencia: Sigue leyendo

Receta: Chocodátil o Bombones de Chía y Almendra

Mientras trabajaba en la siguiente serie, una amiga me ha pedido nuevas recetas para postres sin azúcar. Parece que las manzanas fritas y el “helado” de banana chai ya no son suficientes 😛

Hace semanas encontré una lista de ingredientes para probar esta nueva receta, pero lamentablemente no indicaba proporciones.

Por suerte, a la primera conseguí una mezcla que me pareció muy buena de manera que aquí les comparto la receta. Ideal para antojos chocolatosos después del almuerzo o a media tarde.

Chocodatil Sigue leyendo

Receta: “Helado” Banana Chai

Helado de Banana Chai¡Hola glotones anónimos! Acá les traigo otra receta sensacional para postres caseros sin azúcar. Si de dulce se trata, lo cierto es que esta supera por mucho las manzanas fritas (aunque ambos son igualmente ricos).

Esta receta la encontré originalmente en Empowered Sustenance (les recomiendo que le echen el ojo para que vean lo rica que puede verse, porque mi foto realmente es patética 😦 ), pero cuando quise hacerla me di cuenta que me faltaban algunos de los ingredientes así que hice mi propia versión.

R. dice que no le llamaría helado sino “cremita” o algo así, pero yo la verdad que si le llamaría helado con todas las de la ley (aunque sin leche). En fin, no le doy más vueltas: Sigue leyendo

Receta: Manzanas Fritas para el desayuno o un antojo dulce…

¡Hola lectores anónimos! Estoy probando una nueva aplicación de recetas (la cual me hace muuuucha falta) y acabo de probarla con una de mis recetas favoritas del momento, que quise aprovechar para compartir con ustedes (aunque lamentablemente WordPress no me deja “embeberla” directamente acá 😦 ).

Me encanta porque es rica y balanceada. Dulce sin endulzante y súper fácil de hacer. Esto la hace ideal para desayunos (aptos para la dieta GAPS) y para postres sin azúcar 😉

En fin, después del post del azúcar me sentía en deuda con ustedes de ofrecerles alternativas de postres y cosas ricas sin azúcar, así que ya no le doy más vuelta y acá les comparto la receta:

Ingredientes*:

1 Manzana
½ cucharada de Mantequilla
Canela en polvo al gusto

* Estos ingredientes son para 1 porción. Si quieres más sencillamente multiplicalo por el número de porciones/personas que desees, pero cuidado con no exagerar con la mantequilla (1 cucharada me alcanza hasta para 3 o 4 manzanas, o sea que realmente puedes usar menos mantequilla de la que digo acá). 

Preparación:

  • Pela las manzanas y cortalas en “gajos” del mismo tamaño.
  • Espolvorealas con canela al gusto.
  • Calienta la mantequilla y frita las manzanas a fuego medio durante 15 minutos aproximadamente o hasta que se sientan suave.
  • Mueve con frecuencia la preparación para que no se vayan a quemar de un lado.

Y cómo dice R.: ¡SÍRVELO!

Como comerlo:

Si la preparo para el desayuno me gusta acompañarla con algo proteíco como huevos hervidos o queso fresco, y quizás algunas nueces. Y cuando la como en la tarde como postre, para mi una taza de café claro sin azúcar es más que suficiente.

Puedes comerlas calientes o frías (supuestamente aguantan hasta 3 días en la nevera, así que pueden preparar varias porciones y ahí tienen desayuno o merienda para varios días 😉 ), aunque personalmente las prefiero recién hechas.

¡Ahhh! Y pueden encontrarla también acá en la aplicación que les comentaba. A ver como nos va con esta 😉

¿Qué otras recetas ricas y balanceadas recomiendan?